Dios quiere que yo sea santa, no sólo para su gloria sino también para mi felicidad.