No perder la comunicación divina en el momento, de la prueba, todas las sublimidades son posibles para el alma que sabe mantenerse en la comunicación.