¿Qué tienen de malo los amores humanos? Tienen de malo lo que tienen de exclusivo. No hay exclusiones en el corazón de Jesús. Así que lo que tenemos que evitar en nuestro amor es la exclusividad. Es decir que nuestro amor debe extenderse a todos. Esa es la amplitud de la caridad.