LA GLORIFICADORA DE LA SANTA CRUZ AÑO 4 – n° 2 ,Mayo- Agosto 1986

La Glorificadora de la Santa Cruz

LLamamos atributos a las perfecciones de Dios vistas a través del prisma teológico. La visión Integral siempre es Misterio.

La máxima prueba de amor de Dios al hombre. es la donación de su Hijo Divino muerto por su Redención, resucitado y glorioso a su derecha. Este profundo misterio de la Cruz, es reflejo en la en la Iglesia en múltiples matices como expresión de amor.

Teresa de la Cruz, bajo la tutela de esta Insignia Redentora, es en la Iglesia del Perú. su patria. una glorificadora más del Misterio de la Cruz, de la santa Cruz que selló su vida y su obra. con este Divino Signo de Amor y de Dolor. Ella recibe de Dios una Misión: Glorificar la Santa Liturgia, transmitiendo a sus hijas, el espiritu de la Esposa del Cordero Inmaculado. que vive y canta los Misterios de su Vida. desde su Nacimiento en el tiempo, hasta la gloriosa Victoria de su Muerte, Resurrección y Ascención a los cielos, y venida del Espiritu Santo que dirige y santifica: Todo en unión y por intercesión de María, Madre del Verbo Encarnado y Madre de la Iglesia.

En carisma de Fundadora, Dios le encarga por medio de su Obra Catequística, continuar lo que Jesús hizo en la tierra: Enseñar lo que habia reclbido de su Padre. Como a sus apóstoles, de quienes sus hijas son auxiliares en Parroquias y demás. les dice: “Id y enseñad”.

Pero este Magisterio. esta revelación a las almas del camino de salvación y felicidad suprema de la posesión de Dios en el cielo, no se puede ejercer, sino en la contemplación de Cristo y sus Misterios, es decir en la participación esencial de la Santa Liturgia, Vida de la Iglesia y de las almas. El centro de todo y de todos, la Divina Eucaristía. Sacrificio y Comunión, y fuente de todo apostolado.

El Santo Concilio Vaticano II nos da luz, La Casa de Betania, tipo de contemplación y acción, Modelo de la Congregación, queda sellado con garantia divina. La vocación de la Canonesa de la Cruz, es carisma, es vida divina que. en adelanto histórico a la palabra actual de la Iglesia, pasa a través de la Fundadora a sus hijas, hasta el fin de los tiempos, porque Dios está presente en su Iglesia y en su Obra, y las Obras de Dios no se destruyen: Se perfeccionan y lo glorifican.

Sor Graciela del Rio Campos

  1. de la C.

Estudio de las Virtudes de N.M.  Fundadora

Amor a la Cruz

El titular de la Congregación es la Stma. Cruz del Salvador y N. M. Fundadora llevaba el nombre de Teresa de la Cruz. Estos dos motivos serian suficientes para comprender la devoción que tenía a Cristo Crucificado.

Sin embargo hay que añadir: cuando la M. F. decidió consagrarse a Dios, fue ante la presencia de un Cristo clavado en la Cruz. que pendía en el fondo de la Catedral de Alessio en Italia y lo tomó como ideal de su vida.

Cuando se leia públicamente la Pasión de Cristo sobre todo en la Semana Santa o meditaba en ella. se le veía a N. M. que sufría mucho al ver todo lo que padeció el Señor por nosotros. No dejaba de hacer el “Via Crucis” todas las noches hasta el fin de su vida. Parecía que era un propósiito que siempre lo cumplió.

El Viernes Santo lo pasaba con gran recogimiento y penitencia y exigía a las religiosas un silencio absoluto en esos días, hasta el Domingo de Resurrección que se alegraba con Cristo Resucitado.

Ella misma dirigía el “Via Crucis” el Viernes Santo con toda la Comunidad, pues habia confeccionado uno para sus religiosas.

También llevaba en el pecho un pequeño relicario del “Lignum Crucis que le habian traido de obsequio. El cilicio que usaba en el pecho, tenÍa la forma de cruz.

En las fiestas de la Cruz, el 3 de Mayo y el 14 de Setiembre. Hacia con su comunidad la Adoración del “Lignum Crucis” con toda solemnidad, adornándolo con velas y flores; cantando el Himno “Vexilia Regis” al exponerlo y después corría la cortina del Relicario, al cual le hizo preparar un altar especial en el Coro que está junto a la Parroquia de Santa Teresita.

Siendo N.M. un alma enamorada de Dios, abrazó la cruz voluntariamente, recibiendo las que el Señor permitia, con gozo, serenidad y paz.

Tuvo sufrimientos morales, físicos y espirituales, su vida estuvo sembrada de cruces, con ella se abrazo, de ella no se apartó nunca y en ella murió.

Si BUSCAS IDEAL. AQUI TIENES

Si QUIERES AMOR. AQUI TIENES

SI QUIERES MODELO. AQUI ME TIENES.

Sor Alicia Barreto C.

HISTORIA DEL “LIGNUM CRUCIS”

 

El domingo de la Santísima Trinidad, 30 de Mayo de 1920. nos dijo el Padre Casimir que tenÍa una buena noticia que darnos, pero que la guardaba en reserva aún, porque se trataba de un proyecto cuya realización era dudosa y que sólo lo comunicaria a una o dos hermanas para que lo ayudaran en él.

Por los datos que nos dio sospechamos que se trataba de una reliquia de la verdadera Cruz. de lo cual tuvimos la confirmación cuando después de haber hecho la colecta necesaria para adquirir el valioso relicario que lo guarda. nos reveló todo el secreto el 16 de Junio.

Se trataba pues, en efecto, de una reliquia de la verdadera Cruz que estaba en poder de las Canonesas de las Cinco Llagas, cuyo valioso relicario deseaban vender con la intención de darlo con la reliquia si lo compraba una comunidad religiosa. Estos datos los recibió el P. Casimir en una carta del Padre Moquet, quien tan bondadoso como siempre, manifestaba el deseo de que tan valioso objeto. viniera a poder de las Hijas de la Cruz.

El P. Director acogiendo la idea con igual bondad, emprendió la penosa tarea de colectar fondos para la compra del artístico relicario cuyo valor era de 10.000 francos y comprendiendo que sería penoso para nosotras saber que por causa nuestra estaba dando pasos tan costosos y quizá sin ningún resultado, nos lo ocultó delicadamente hasta que el éxito hubo coronado sus esfuerzos.

La cantidad colectada en pocos días, sobrepasó el precio del relicario, pues algunas personas bondadosas, respondieron a su pedido con gran generosidad, distinguiéndose entre otras la Sra. Ignacia R. de Sal y Rosas, la Sra. María M. de Echenique y el Sr. Vargas Sariego.

El P. Director empleó el sobrante en dos casullas riquísimas mandadas hacer expresamente a Burgos a la casa de Mile. Grosse. una roja de terciopelo de realce bordada a mano y otra blanca de mérito artístico, pues tiene tres cuadros bordados a la mano, uno representa la Resurrección de Lázaro. otro con la escena de Ntro. Señor con Martha y Maria. Y el tercero con la imágen de la Santísima Virgen. todos relacionados con el ideal de nuestra Obra.

El 27 de Noviembre llegó de Europa el R. Padre Máximo Bury, trayendo la reliquia de la verdadera Cruz. el relicario y la casulla blanca que la usó aqui el P. Director el 8 de Diciembre en que vino a cantar la Misa de la Inmaculada.

El 17 fiesta de San Lázaro y segundo aniversario de la concesión de la licencia para comenzar nuestra Obra, trajo el P. la reliquia que aún no habíamos visto.  ..

Lo esperábamos en el Coro y cuando el P. lo expuso cantamos el “Vexilla Regis”. seguido de las Vísperas.

Venida desde tan lejos sin intervención nuestra. esta Reliquia de la Cruz de Nuestro Señor. es un nuevo y sagrado sello que El mismo ha puesto en la Obra de la Cruz.

 

(De las Crónicas de la Congregación)

 

Estampas Canonesas

 

Tengo ya varios años de vida religiosa y he visto desfilar muchas de nuestras veneradas Madres y queridas hermanas hacia la verdadera patria que es el cielo.

He deseado en el transcurso de estos años tener las biografías de cada una de ellas, pero quedaba en deseo solamente.

Ante la feliz reaparición de nuestro boletín, me propongo escribir, con la ayuda de Dios y Maria Santísima algo de lo que podido captar de esas hermanas queridas que nos llevan la delantera. No serán biografías, serán fisonomías o rasgos sobresalientes.

Comienzo con la M. Maria del Sagrado Corazón Candamo.

La M. Maria del S C Candamo Cofundadora y hermana de la Madre fundadora. Secretaria General en la Congregación durantante largos años, a  la cual se debe el tener  la crónica del Isituto desde sus orígenes.

Fue un alma de temple varonil para mantener la disciplina religiosa, ya que siempre desempeñó cargos importantes y de responsabilidad, como Superiora local, Maestra de Junioras, Consejera General y por ultimo Superiora General (al fallecer la M. Teresa). legando en todos ellos a las que la tuvimos por Madre y Maestra. junto con el recuerdo de sus ejemplos, el amor que todas le profesamos.

Un rasgo que pronto capté en ella fue, el que ante un exterior que revelaba austeridad y asustaba a las que no la conocian bien, encerraba un alma delicadisima para con Nuestro Señor y un corazón lleno de caridad muy fina para con todas. Caridad sobre todo con las más necesitadas. mostrándose llenas de celo por ver florecer esta virtud. no soportando las faltas contra la misma.

Una rara y profundad humildad que contrastaba con el alto rango social al que pertenecía por su nacimiento. adornaba su hermosa alma.

El espíritu de compunción era como innato en ella. Siempre nos aconsejaba pedir el amor a la voluntad de Dios, manifestando con ello que la tenía muy dentro de su corazón. Sobresalía en su amor a las almas y en el exceso de celo. hubiera querido abarcarlo todo. si Nuestra Madre Fundadora no pusiera limite al mismo.

Era de una piedad muy sólida. Se distinguió por una gran devoción a la Virgen y su alma se deleitaba contemplando la caida del sol, mientras sus dedos pasaban lentamente las cuentas del Rosario. que nunca dejaba de rezar.

La Rdma. Madre María fue un alma verdaderamente fiel al Señor. Recojo aquí un testimonio dado por una Canonesa a los pocos dias de su fallecimiento.

Dice así: “como Religiosa Canonesa de la Cruz, que tengo el honor inmerecido de ser, me ha cabido en suerte vivir la mayor parte de mi vida religiosa al lado de esta venerable Madre. cuya pérdida nos ha hecho sentir más el tesoro que hemos perdido en la tierra.

Se me ha pedido escribir algo de lo que pude captar de su personalidad durante los largos años que he vivido a su lado. Diré ante todo, que la Madre María ha sido para sus hijas una antorcha de luz. Notando en ella el fenómeno que brota de la santidad y es que ella era la luz sobre el candelero. pero irradiaba una luz que brillaba más, cuando más parecía ella ignorarla, pero el candelero que era ella, en este caso desaparecía por completo. Cerca de ella uno experimentaba que no se acordaba para nada de sí misma, penetrada siempre de un gran espíritu de compunción. nacido de su verdadera humildad.

No creería equivocarme al decir que una de sus características más notorias. después de lo que he dicho anteriormente. era su pureza de alma brotando, de ese fondo como de su misma esencia grandes y sólidas virtudes irremplazables en la vida de una Religiosa de la Cruz. como el amor a la voluntad de Dios, amor que trataba de inculcarnosen sus conferencias semanales a la comunidad. La presencia de Dios que producía en ella una gran rectitud y pureza de intención. una mortiiicacíón con la que sostenía día a día la disciplina religiosa. siendo ella la primera en acudir a todos los actos de comunidad. Luego ese vivir en consonancia con el más allá, con la eternidad que nos espera.  .. pensamientos y virtudes que siempre la hacían volver a las mismas frases como estas: “Debemos hacer todo a la luz del cirio de la agonía.  .. Pidan el amor a la voluntad de Dios”.

El cumplimiento del propio deber hacia de sus días, días llenos. En ella parecen haberse realizado las palabras de la Escritura: “Piensa en tus Postrimerías y no pecarás”. ” Anda en mi presencia y serás perfecto”…

Aqui termina este testimonio de amor de una de sus hijas Canonesas. ».

La Madre María falleció el dia 29 de Noviembre de 1966. (día que comienza la novena de la inmaculada). a la edad de 89 años. 4 meses y 4 días.

 

Sor Carmen Bresani