El grado de gracia que adquiramos acá, será el grado de gloria que tengamos en el cielo. Lo propio de esta vida es crecer.