Es muy interesante en la vida de comunidad ser el buen olor de Cristo.
Nada como la caridad fraterna para ganar el Corazón de nuestro Señor.