¿Quienes somos?

El encuentro de la sierva de Dios Teresa con Cristo Crucificado en Alassio fue la luz primordial de donde nacieran las Canonesas de la Cruz.

En Alassio la Sierva de Dios experimenta una profunda iluminación interior que la hace experimentar una intensa alegría, pero a la vez siente el peso de lo que ésta llamada significaba; sin embargo, con fe profunda e inquebrantable se abandona a la providencia, que la va guiando en la aceptación  del proyecto que Dios pone en sus manos.

Así, paso a paso la Sierva de Dios va delineando la fisonomía de la congregación como seguimiento a Cristo Crucificado, ideal, amor y modelo, quien desde la Cruz le marca los contenidos de este Proyecto que se resumen en el espíritu de sencillez, que implica verdad y libertad interior, y que ella acoge sintetizándolo en el lema “OMNIA IN CHRISTO”.