04 DE OCTUBRE 2015

XXVII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B – 04 DE OCTUBRE – 2015

 

ENTRADA: Queridos hermanos bienvenidos a nuestra celebración eucarística. Llamados a crear lazos de comunión en la familia y en la convivencia social, los cristianos intentamos vivir el amor; ese don precioso que está por encima de los valores humanos. Pidamos en esta Eucaristía aprender a vivirlo de la misma manera como lo hizo Jesús. Nos ponemos en pie y cantamos.

 

PRIMERA  LECTURA: (Gn.2,18-24)

La siguiente lectura nos narra la revelación sobre la naturaleza del hombre, superior a los animales y creado hombre y mujer, diferentes pero complementarios, llamados a unirse con fidelidad e igual dignidad. Escuchemos.

 

SALMO RESPONSORIAL (127)

En el Salmo 127 encontramos un idilio encantador de sencillez y frescura. Es el cuadro de la «felicidad en familia», de una familia modesta: allí se practica la piedad, el trabajo manual y el amor familiar y conyugal. Respondemos con la antífona: “Que el Señor te bendiga desde Sión.”

 

SEGUNDA LECTURA (Hb. 2, 9-11)

La lectura que escucharemos nos muestra la superioridad del sacerdocio y del sacrificio de Cristo sobre los ritos de la antigua alianza que se realizaban en el templo de Jerusalén. Escuchemos.

 

EVANGELIO (Mc.10,2-16)

El Evangelio nos recuerda que es posible vivir el amor en fidelidad, desde la confianza, la sencillez y el perdón, tal como lo quiso Dios desde el principio. Nos ponemos en pie y entonamos el aleluya.

 

PRECES A cada petición  respondemos: Padre escúchanos.

 

1.- Oremos al Señor por nuestra Santa Iglesia, para que siguiendo las enseñanzas de Cristo, viva en fidelidad, en reconciliación y de testimonio, a los hombres, de los valores evangélicos. Roguemos al Señor.

 

2.- Oremos al Señor por el Santo Padre, por su vida apostólica, para que donde quiera que vaya sea trasmisor de la verdad, la fidelidad a las enseñanzas de Cristo y lleve a los hermanos la misericordia del Padre. Roguemos al Señor.

 

3.- Oremos al Señor, por todas las familias, para que a pesar de las dificultades se mantengan fieles a su promesa, procurando hacer de sus hogares verdaderas escuelas del amor y misericordia divina. Roguemos al Señor.

 

4.- Oremos al Señor, por nuestros jóvenes, para que descubran el valor de la fidelidad, el respeto mutuo y establezcan lazos y relaciones sólidas. Roguemos al Señor.

 

5.- Oremos al Señor, por todos los que trabajamos por el respeto hacia la dignidad de los marginados y desprotegidos para que nuestros esfuerzos se vean recompensados en alcanzar una sociedad más perdonadora y fiel a las enseñanzas cristianas. Roguemos al Señor.

 

OFRENDAS:

Seguros del amor con que Jesús nos ama, presentemos en su altar los dones de Pan y Vino, para que por la gracia del espíritu se transformen en su cuerpo y sangre. Acompañamos este momento cantando.

 

COMUNIÓN:

La vida entregada de Jesús está en nuestras manos que, al recibirlo, dejemos que sea Él quien moldee nuestro corazón. Acompañamos este momento cantando.

 

DESPEDIDA: En esta semana ocupémonos por crear espacios para el diálogo e intensifiquemos las relaciones con nuestros familiares y amigos. Nos despedimos cantando.