Acróstico en Honor a Madre Teresa

ACRÓSTICO

Todas caminamos hacia una misma meta
En pos del crucificado
Recordando siempre que para amarlo, basta una decisión.
Entrega total es la que tú nos enseñaste Madre Teresa,
Santidad por siempre a lo largo de nuestra vida,
Almas puras quieres que seamos, buscando nuestro ideal.
Desde la Cruz su voz escuchaste y
En el calvario te inmolaste por amor.
Le amabas con ternura, y a Él te diste en oblación
Alcanzando así a tus hijas un ideal de amor.
Confiaste a El tu corazón,
Renunciaste a todo y a ti misma para entregarte a tu Señor.
Una enseñanza nos dejaste: ofrecer a nuestro Dios piedras vivas de
Zafiros y esmeraldas que encierran vida e ilusión.

Juniorado C. de la C.

flor