Mi gozo depende de la gloria de Dios, y como en mi mano está darle gloria, en mi mano está el ser feliz.