Señor de los Milagros 2016

FIESTA – 28 DE OCTUBRE – 2016

 

ENTRADA: Queridos hermanos bienvenidos a nuestra celebración eucarística. Hoy celebramos la victoria de Jesús, el triunfo de la cruz, que no es el signo de la muerte de un fracasado, sino signo de vida porque expresa el camino del amor vivido hasta el final.

Que al celebrar esta fiesta del Señor de los Milagros, volvamos a optar por la verdad, luchar por la justicia y trabajar solidariamente, como Jesús; aunque el precio sea jugarse la vida a cada momento hasta haberla entregado al final del camino. Nos ponemos en pie y cantamos…

PRIMERA  LECTURA: (Num.21.4b-9)

Escucharemos a continuación cómo el pueblo de Dios después de haber vuelto su corazón hacia Él, puede conocer la salvación de sus vidas. Escuchemos.

SALMO RESPONSORIAL (83)

El Salmo 83 cantado con alegría en las peregrinaciones contiene un deseo profundo de encontrar a Dios en el templo de Jerusalén donde habita su presencia. Respondemos con la antífona: “Dichosos  los que viven en tu casa Señor”

 SEGUNDA LECTURA (Flp.2,5-12)

El apóstol nos exhorta que es en la fidelidad de Jesús, Hijo de Dios y hermano nuestro, donde está nuestra victoria. Escuchemos.

EVANGELIO (Jn. 3, 11-16)

La Cruz de Cristo es signo del amor de Dios que nos llama a la fe y nos renueva. En ella está nuestra salvación y la esperanza de nuestras vidas. Nos ponemos en pie y entonamos el aleluya.

 PRECES A cada petición  respondemos: Por tu cruz, sálvanos Señor.

 1.- Pidamos al Señor por la Santa Iglesia, el Papa, los Obispos y sacerdotes, para que sean portadores de la alegría que nos trajo Cristo al derramar su sangre en el madero santo. Roguemos al Señor.

 2.- Pidamos al Señor por nuestra Iglesia Peruana, para que por nuestra devoción a Cristo Crucificado, sepamos anunciar que la cruz de Cristo es signo de vida, alegría y fuerza para todos los cristianos. Roguemos al Señor.

3.- Pidamos al Señor por nuestra Patria, para que nuestra fe en el Cristo Moreno nos ayude a afrontar las dificultades y adversidades con verdadera fortaleza de espíritu. Roguemos al Señor.

4.- Pidamos al Señor por todos aquellos hermanos que sufren enfermedades, tristezas y soledades, para que confiando en la cruz de Cristo puedan encontrar salud, consuelo y alegría.  Roguemos al Señor.

 OFRENDAS:

Al acercar los dones a la mesa de los hermanos, preparemos el corazón para hacer memoria de la entrega de Jesús, de su victoria en la Cruz. Acompañamos este momento cantando.

COMUNIÓN:

Ha llegado el momento de participar del banquete eucarístico, recibamos en Jesús, Pan de Vida la fuerza salvadora de la cruz. Acompañamos este momento cantando.

DESPEDIDA: Que la señal de la cruz que nos hacemos diariamente, no sea un signo vacío, sino que exprese nuestra convicción en el triunfo de la cruz, en el Cristo Morado, nuestro Señor de los Milagros. Nos despedimos cantando.